Tel. (55) 18-58-81-27 / (55) 55-86-59-74

4 razones por las que debes amar tu cuerpo tal como es

4 razones por las que debes amar tu cuerpo tal como es

4 razones por las que debes amar tu cuerpo tal como es

En Sbel-T Forever nos tomamos muy en serio la condición emocional al momento de tratar con nuestros pacientes que desean perder peso, sobre todo porque entendemos muy bien el papel tan importante que puede llegar a desempeñar en ese rubro. Es decir, si la autoestima no se encuentra en su justo lugar puede desencadenar dos situaciones peligrosas: reducir el interés y constancia de los pacientes con sus regímenes para bajar de peso o causar síndromes nutricionales que pueden llegar a afectar su salud de manera considerable.

 La mejor manera para perder peso sin que esto signifique ningún tipo de peligro  es aceptar que cada uno de los cuerpos es distinto y que no debemos dejar que otros influencien nuestras decisiones sobre él. Es decir, la razón por la cual queramos bajar de peso puede ser estética o médica, pero en el primer caso, debemos asegurarnos completamente que la intención para hacerlo no obedece a un descontento general por nuestra figura.

Aquí te dejamos cuatro razones por las cuales, antes de considerar cualquier plan reductivo, debes estar conforme con las características naturales de tu anatomía.

  • El metabolismo de cada individuo es distinto. ¿Alguna vez te ha tocado ver a un amigo o familiar que come mucho pero no engorda? O que si sube algunos kilos los pierde con mucha facilidad mientras a otros parece costarles algo de trabajo. Esto es enteramente normal por el simple hecho de que cada quien procesa los alimentos así como sus residuos de manera diferente. Aunque tengamos condiciones biológicas parecidas es normal no responder de la misma manera. Por lo tanto, no te angusties si te cuesta trabajo bajar algunos kilos. En todo caso, vigila con más atención tu alimentación y detecta cuáles son los alimentos que tu cuerpo no procesa rápido y evítalos o reduce su consumo.
  • La acepción de la belleza cambia con los años. Una de las principales razones por las cuales las personas quieren transformar su cuerpo es para pertenecer a los estándares de belleza que impone la sociedad, marcas de ropa, empresas de espectáculos, entre otros. Dado que estas tendencias obedecen a elementos meramente comerciales no pueden representar con fidelidad la gran diversidad anatómica con la que cuenta el ser humano. Ahora, por algo se llaman modas y es porque esas apreciaciones vienen con fecha de caducidad. Van evolucionando conforme la idea de lo bello se transforma gracias a los cambios sociales. En la Europa del Renacimiento los cuerpos rollizos eran considerados sensuales, mientras que en la actualidad lo son los cuerpos delgados. Lo que podemos hacer si nos gusta cierta estética, es adaptarla a nuestro cuerpo y no al revés. Aceptar la diversidad de nuestro cuerpo es aceptar a la naturaleza misma.
  • Quien te valora por tu cuerpo, en realidad, no te valora. Son incontables los casos, sobre todo en las mujeres, en los que la mayor motivación para bajar de peso está relacionada con la apreciación que otros hacen de nuestro cuerpo. Se trata pues, de un tema muy complejo que se ve agudizado con la llegada de las redes sociales. Sobre todo, en los jóvenes puede llegar a tener efectos realmente nocivos. Como ya lo mencionamos en algunas líneas arriba, la percepción de la belleza es bastante relativa, por lo que puede haber gente que considere o no atractivo algo. Si medimos nuestro valor a través de elementos tan subjetivos, tendríamos que complacer a cada una de las personas que conocemos. Y dado que la humanidad va más allá de las características físicas, si alguien te está calificando sólo por tu apariencia, sería mejor apartarlo de tu vida. Aprecia cada parte de tu cuerpo y crea tus propios ideales, pero contemplando que lo haces para quererte a ti misma y no para ganar la aprobación de los demás.
  • Sin salud no hay belleza. Los griegos relacionaban las prácticas saludables con la obtención de un físico atractivo. Se trata de un pensamiento más complejo que lo que a nosotros nos ha llegado (una apreciación superficial de la figura humana). Para ellos no había nada más sagrado que el cuerpo y por eso lo usaron para representar a sus deidades, contrario a otras civilizaciones que realizaban representaciones de otra índole. Era un templo que debía mantenerse en buen estado a través de la alimentación y el ejercicio. ¿Por qué era esto? Pues porque un cuerpo sano luce bien. Si sacrificas tu salud para perder peso, estás resolviendo la ecuación con los elementos equivocados y puede conducirte a terrenos peligrosos.

Finalmente, es importante tomar en cuenta que un proceso como este se lleva con más tranquilidad si estás acompañado por un experto en nutrición y un psicólogo. Si crees que no es necesario el apoyo emocional y tienes bien resueltas las razones por las cuales deseas perder kilos, puedes prescindir del último pero nunca de la asesoría nutricional.

Ya que los especialistas son los únicos que podrán otorgarte estrategias que realmente funcionen, además de implementar cualquier acción en caso de que la razón por la cual deseas bajar de peso obedezca a problemas clínicos (como la obesidad y diabetes). Aún en estos casos es importante considerar el valor de la atención emocional pues en muchas ocasiones resultan ser pacientes más frágiles que los que no presentan ningún padecimiento médico.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés y te invitamos a seguir visitando nuestro blog. Hemos creado este espacio con el objetivo en mente de tratar temas relevantes sobre la pérdida de peso y que puedan ser accesibles tanto para nuestros clientes como para los visitantes.

¡Muchas gracias! ¡Hasta la próxima!

No comments.