Tel. (55) 18-58-81-27 / (55) 55-86-59-74

El ejemplo, la mejor forma de aprender

El ejemplo, la mejor forma de aprender

El ejemplo, la mejor forma de aprender

Uno de los factores principales que se asocian con la obesidad son los malos hábitos, los cuales venimos arrastrando desde pequeños y son los mismos hábitos que inculcamos a nuestros hijos, por ejemplo, cuando no se terminan lo que les servimos en el plato los regañamos diciéndoles “no te levantas de la mesa hasta que te termines todo”, desde ese momentos los vamos enseñando que dejar comida en el plato es un mal habito y de mala educación.

Además para la gente entre más gordito esté el niño, está más sano. Cuando estaba pequeña, en casa nunca me inculcaron ese habito, solo me decían, si no te lo terminas guárdalo y después te lo comes y pues es lo mismo pero dicho de diferente manera.

Estos hábitos los tenemos desde pequeños, es por eso que nos cuesta trabajo cambiarlos y pensar diferente, ya que la educación que nos dan en casa es la principal forma de aprendizaje en la sociedad y pues sin escuela para padres pues se trata de hacer lo mejor posible aunque a veces no sea del todo correcta, por eso es importante que hagamos conciencia no solo por nosotros si no por nuestra familia, ya que al cambiar hábitos y perder peso, nos ayuda a subir el autoestima y a lograr metas importantes en nuestra vida y podemos llegar a controlar los malos hábitos.

Si queremos cambiar los malos hábitos de los hijos o del esposo, primero tenemos que empezar cambiando los nuestros para poder inculcárselos a la familia y lo primero es tener en claro lo que queremos y darnos cuenta de nuestros errores y cuando al fin logramos controlar los malos hábitos ahora sí, podemos decir que ya estamos listos para empezar con la familia.

Cuando tenemos éxito a largo plazo en un régimen para bajar de peso con el Nutriólogo o Bariatra, es porque ya cambiamos esos malos hábitos que nos ayudaron a aumentar de peso y ya entendimos que ninguna dieta o régimen de alimentación nos ayudara a perder peso por sí solo, además son los hábitos de alimentación que debemos cambiar para llevar una vida saludable y digna de una persona esbelta para siempre.

Por: Jaqueline L. Renedo

No comments.