Tel. (55) 18-58-81-27 / (55) 55-86-59-74

¿Por qué se hace lento el metabolismo?

¿Por qué se hace lento el metabolismo?

¿Por qué se hace lento el metabolismo?

Una de las muchas razones por las que se nos dificulta perder peso es la velocidad o el ritmo de los procesos metabólicos, aunque también generalmente es el pretexto de muchas personas para descuidarse o bien no preocuparse por cuidar su salud, ya que el Médico Bariatra, Nutriólogo la vecina del 8, etc., les dijo que son de metabolismo lento y pues se resignan a su sobrepeso, pero qué es esto del metabolismo.

Sin afán de hacer un blog de contenido científico, en palabras coloquiales, es el conjunto de reacciones químicas que se llevan a cabo para degradar o formar un compuesto biológico, llámese alimento, tejidos, etc., y para lo cual requiere de energía, por lo tanto podríamos resumir que es la cantidad de energía necesaria que requiere nuestro cuerpo para subsistir y hacer que trabajen todos y cada uno de sus sistemas y funciones adecuadamente.

Éste metabolismo se altera a lo largo de la vida, ya sea de forma intencionada o no, por ejemplo la edad y/o las diferentes etapas de crecimiento es un factor que altera el metabolismo, ya que conforme van pasando los años en la etapa adulta, el cuerpo requiere cada vez menos energía para subsistir, es por ello que cuesta más trabajo perder peso a una persona de 60 años que a una de 20 años, por otra parte la actividad física y la intensidad en que se desarrollen es otro factor que puede alterar nuestro metabolismo (de forma beneficiosa), el estilo de vida, la alimentación, el número de comidas que se realicen, etc. Es precisamente este último punto donde quiero centrar la atención de este artículo.

EL NÚMERO DE COMIDAS QUE SE REALICEN.

No por nada se recomienda comer cada 3 o 4 horas, esto equivale a comer por lo menos 5 veces durante el día (ojo son 5 veces, no 5 comidas), de hecho esto biológicamente lo tenemos programado, si observas a un bebé o niños pequeñitos, comen cada 3 o 4 horas de forma natural, de hecho anteriormente las indicaciones de los pediatras era darles cada 3 horas, actualmente es a libre demanda, pero con reloj en mano verás que será la misma situación, desafortunadamente al culturalizarnos y adaptarnos al estilo de vida que lleve nuestro entorno, nos acostumbramos a comer menos o definitivamente no comer, provocando una alteración del ritmo metabólico para lo cual y en afán de protegerse, nuestro cuerpo entra en un estado de alerta ahorradora de energía, alentando todos los procesos metabólicos de los que hablamos.

Entonces ¿El no comer engorda? Así es, imagínate por ejemplo un automóvil, requiere energía, aceite y agua para funcionar, si alguno de éstos componentes falta, simplemente no se podría mover o en su caso utilizaría la poca reserva que le queda para finalmente detenerse en algún punto del camino; esto pasa con nuestro cuerpo, no quiere decir que por no cenar me voy a morir, pero si es capaz el cuerpo (por órdenes cerebrales) de alentar sus funciones vitales y no vitales para ahorrar energía ya que no se le está suministrando en el momento que la requiere, esta energía la puede obtener de la energía de reserva que guarda (grasa) con el fin de perder peso(sin duda va a funcionar por un tiempo), pero si lo hacemos hábito, es decir, definitivamente no desayunamos o cenamos o nos brincamos cualquier otro tiempo de comida, causa el efecto contrario, se activa la alarma ahorradora y lo poco o mucho que comamos, el cuerpo ya con un estado metabólico lento, esta energía la almacena como fuente de reserva (grasa) para futuros déficits energéticos, además de no aprovechar todos los nutrientes de los alimentos de forma óptima y adecuada.

Es entonces cuando dejar de comer porque me urge bajar de peso, se convierte en un proceso contradictorio.

Otro punto a tomar en cuenta es la lógica, es decir, parte de este metabolismo es la función digestiva de los alimentos y la absorción de nutrientes en todo el camino digestivo y a nivel celular el obtener energía de ellos para su reproducción, muerte y supervivencia, por lo que si dejamos de darle comida a nuestro cuerpo, pues no va a tener con qué “trabajar” nuestro metabolismo y al no ponerlo a trabajar éste se alentará, por ejemplo, imagínate una oficina donde no hay nada de trabajos o pendientes, ¿qué hace la gente?, pues simplemente “echar la hueva”, perder el tiempo en el facebook, twitter, chisme, etc., para qué me apuro o presiono si no hay nada de trabajo, y así se la vive solo para dejar pasar el tiempo y pues después de un tiempo con este mismo hábito de no tener trabajo que hacer, definitivamente dañará la productividad de ese trabajador, para cuando sea la temporada de “mucha chamba” pues te aseguro que no rendirá por el hecho de esa costumbre de no hacer mucho en el trabajo los demás días. Esto es cierto y lógico, pues de esta forma funciona también nuestro cuerpo, si no hay “con qué trabajar”, pues para qué le “hecho ganas”.

La recomendación definitivamente es que te orientes y qué mejor que en Sbel-T Forever para adaptar una adecuada alimentación a tu actual estilo de vida y sobre todo, medir y manejar ese proceso metabólico, es decir, a aprender y saber cómo bajar la panza a pesar de tener un metabolismo lento ya sea de forma intencionada o no y en su caso alterarlo a tu favor de forma natural y saludable, en otras palabras aprender a comer.

No comments.