Tel. (55) 18-58-81-27 / (55) 55-86-59-74

Un tren sin control llamado DM-II (parte III), autopsia de la Diabetes

Un tren sin control llamado DM-II (parte III), autopsia de la Diabetes

Un tren sin control llamado DM-II (parte III), autopsia de la Diabetes

Pues bien, lo prometido es deuda, abordaremos el tema de algunas y enfatizo, solo algunas de las consecuencias que le pueden ocurrir a cualquier persona que tenga Diabetes Mellitus Tipo II (DM-II) y no cuide y controle su alimentación, en este caso, estas consecuencias basadas en lo que observé y sufrió mi abuelo, las cuales terminó en su deceso después de una dolorosa agonía para él y que ya comentamos en la primera parte (por si no la liste da clic aquí).

Para comenzar debo aclarar que las definiciones y explicaciones de este texto son con la intención de hacer que lo entienda una persona común, por lo tanto puede haber alguna imprecisión científica y/o médica, pero es así como trato de explicar de forma simple el origen y consecuencias de la enfermedad, también puede estar largo y cansado de leer, por lo tanto, si te interesa leerlo debes estar relajada(o), concentrada(o) y con un poco de tiempo disponible (unos 20 minutos).

¿QUÉ ES LA DIABETES?

Según la OMS “Es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce”, hasta aquí es la respuesta más básica pero ¿por qué se da esta enfermedad?

ORIGEN DE LA DIABETES:

La Diabetes se considera una enfermedad incluso de origen heredo-familiar, es decir, ya venimos pre-dispuestos a padecerla por el simple hecho de que algún familiar de ascendencia directa la padezca (padres, abuelos, etc.), es decir, genéticamente ya venimos con el posible daño pancreático, ahora lo que nos toca hacer entonces sería no estimular su manifestación y por supuesto cuidar este valioso órgano.

Para poner más claro el tema, supongamos que cierta marca y modelo en particular de coches después de años y quejas de los clientes reporta fallas constantes en las bisagras de las puertas traseras, la empresa admite y explica que efectivamente el lote de fábrica de esas bisagras traseras salió defectuoso, por lo tanto (en el mejor de los casos) la ensambladora invita a los propietarios de esa marca de auto y modelo en cuestión que acudan al centro de servicio para corregir el problema y listo asunto resuelto.

Pero imagínate que ya sabes esta información y decides no llevar tu coche al taller (coincidiendo con la marca y modelo reportado) porque en tu coche abren y cierran bien estas puertas traseras y no lo ves necesario, o por falta de tiempo, o qué sé yo, pero ya lo sabes que tu auto puede presentar este defecto de fábrica, lo increíble de esto es que una vez que te enteras de esta falla, abres y cierras la puerta más veces que de costumbre, incluso muestras a familiares y amigos que esa falla no aparece en tu auto, hasta que de pronto, de tanto uso y esfuerzo, fallan las bisagras, tarde o temprano iba a suceder, ya que bien sabías que estaba ese defecto y estimulaste su aparición al manipular la bisagra más veces que cualquier uso común.

Así es como se origina la Diabetes, el estímulo de exceso de trabajo del páncreas hace que tarde o temprano se dañe y más si ya tienes ese defecto genético, es decir, el consumir constantemente azúcares refinados (azúcar, bollería, refrescos, productos industrializados, etc.) provocas que el páncreas secrete y fabrique constantemente insulina para “aprovechar esas azúcares en las células” y a su vez posteriormente fabrique glucagon (otra hormona) para indicarle al hígado que fabrique más glucosa (azúcar) para aprovechar ese excedente de insulina que el mismo páncreas previamente secretó.

Y así lo hacemos una y otra vez, muchas veces durante cada día, hasta que el páncreas se cansa de trabajar y dice “a la goma (por no decir otra palabrota), ya no quiero trabajar, aquí me están explotando” y como bien sabes que “todo por servir se acaba”, pues eso mismo sucede en este caso con este órgano que ya no se regenera (como en el caso del hígado), una vez hecho el daño, ya no hay marcha atrás, de ahora en adelante seguirá funcionando, pero ya en forma defectuosa por el mal uso y abuso que se le dio.

Por lo tanto todo lo anterior si es que quedó clara la explicación, podríamos definir que la Diabetes se origina por “la huelga del páncreas por exceso de trabajo y/o predisposición genética” y esto ocasiona que el azúcar que seguimos consumiendo en la dieta, ya no sea aprovechada al máximo por las células por “falta de llaves” (insulina) que abren las puertas de entrada, y esto ocasiona que esa azúcar se quede en la sangre e incluso se excrete por la orina por su gran excedente en circulación.

¿POR QUÉ NO SE CURA LA DIABETES?, pues como es un órgano que no se regenera seguirá trabajando (o no, según el tipo de diabetes) pero ya de forma defectuosa, es decir, en el caso de la DM-II sigue produciendo insulina pero insuficiente para la demanda necesaria.

¿QUÉ ES LA INSULINA? Es una hormona que sirve de llave para abrir las puertas de las células para el ingreso de la glucosa (azúcar, que no es correcto este término, pero se entiende mejor) y se pueda transformar esa glucosa en energía para el organismo.

Ok, hasta aquí de forma general se explica y entiende la diabetes, pero qué tiene que ver con las consecuencias que se derivan en el pie, ceguera, problemas circulatorios, renales, pulmonares, cardiacos, metabólicos, hormonales, etc.

POLIFAGIA, POLIDIPSIA y POLIURIA, ¿Y qué fregados es esto?

Pues son las primeras manifestaciones clínicas de la cascada de consecuencias que ocasiona la Diabetes.

POLIFAGIA (mucha hambre): Cada célula del organismo está de una u otra forma interconectada con el cerebro, ya sea para que éste controle y regule cualquier proceso, función y reproducción celular, las células requieren combustible o energía para desarrollar esos procesos, la principal fuente de esta energía se obtiene de la degradación de los hidratos de carbono convertidos a glucosa, pero si ésta glucosa no entra a la célula (por la falta o insuficiencia de insulina), vamos a tener una célula desnutrida y deshidratada (ya que la glucosa molecularmente ingresa con agua).

La célula envía señales de esta desnutrición y deshidratación al cerebro para que a su vez active las señales de hambre para que nos veamos en la necesidad de comer para nutrir estas células, pero el problema no es la falta de nutrientes, ya que si están, pero no ingresan a las células, entonces nuevamente el círculo vicioso de comer (por la necesidad del hambre), y esa necesidad, como hace falta energía rápida y de fácil absorción, generalmente va a provocar “antojo” de azúcares simples o refinados, enriqueciendo el círculo vicioso de obligar al páncreas (ya dañado) a trabajar horario extra para secretar más insulina, pero esta insulina será insuficiente y/o escasa para la demanda que el cuerpo necesita en ese momento, acumulándose más glucosa (azúcar) en la sangre causando hiperglucemia, debilidad, fatiga o cansancio y depresión.

POLIDIPSIA (mucha sed): Pues como comentamos en los párrafos anteriores, tenemos una célula deshidratada por la falta de glucosa que entraría a la célula acompañada de agua y electrolitos, pero eso no es todo referente a la deshidratación, al acumularse un gran número de glucosa fuera de la célula (solutos), el cuerpo tiende a realizar un control de líquidos y electrolitos tanto dentro como fuera de todas las células y el agua se convierte entonces en el solvente universal de este control, tratando de encontrar un equilibrio entre los componentes internos y externos de las células, a este efecto se le llama ósmosis.

Por ejemplo, cuando estamos mucho tiempo en una alberca y nos salimos, notarás los dedos de manos y pies arrugaditos o mejor dicho deshidratados, pero por qué es posible que me deshidrate si estuve en el agua, y además de todo salimos con mucha sed, pues es el efecto de ósmosis.

Entonces en las células no solo no entra agua, además sale agua para tratar de equilibrar estos elementos internos y externos, ocasionando que la célula envíe la señal al cerebro de que está deshidratada para que el cerebro active las señales que nos provocan sed y por consecuencia tomar más agua o en el peor de los casos y agravando la situación, más refrescos y jugos, es decir, más azúcar simple.

POLIURIA (orinar mucho): Como consecuencia de un exceso por la ingesta de líquidos, pues el cuerpo tenderá a eliminar este exceso por la orina, es por ello que una persona con Diabetes en particular tiende a orinar mucho y/o muy frecuente, nuevamente ocasionando un exceso de trabajo a otro órgano, en este caso será el riñón, que tarde o temprano por la carga de trabajo se deteriorará más rápido en su función y “todo por servir se acaba”, agregando a esto el daño al órgano que explicaré más adelante.

ADELGAZAMIENTO: Debido a que las células no pueden aprovechar de forma adecuada la glucosa de la dieta, la cual es la principal fuente de energía, el cuerpo comienza a utilizar otras vías de obtención de energía, en este caso, lípidos y proteínas, el peligro de esto, es que una vez al terminarse las reservas de energía almacenada en forma de grasas, comenzará a sustraer la energía de las mismas proteínas de los tejidos musculares, es decir, el cuerpo comienza a comerse a sí mismo por una dieta inadecuada, es por esto el adelgazamiento no solo de grasa, sino también de tejido muscular, haciendo todavía más grave la debilidad, cansancio y fatiga de la persona afectada.

bariatra

PIE DIABÉTICO, CEGUERA e INSUFICIENCIA RENAL:

Como ya comentamos, al no ser aprovechada la glucosa (azúcar) de la dieta por parte de las células debido a la falta o insuficiencia de llaves de las puertas celulares (insulina), ésta se queda en el torrente sanguíneo ACUMULÁNDOSE cada vez más y haciendo más densa la sangre, obligando al corazón a que haga un esfuerzo mayor por seguir bombeando la sangre al organismo.

Nuevamente obligamos a otro órgano a trabajar más de lo normal y su consecuencia es que se va a desgastar más rápido al igual que lo hicimos con el páncreas, generando problemas cardiacos o crecimiento anormal de éste órgano para cubrir la demanda del organismo y nuevamente “todo por servir se acaba”.

Al hacerse más densa la sangre por acumulación de glucosa (solutos), ésta se va uniendo formando pequeños cristales, para ejemplificar, cuando en una taza agregas 1 o 2 cucharaditas de azúcar para tu te verde que te recomendó el nutriólogo, al mezclar esta azúcar se disuelve en el agua (hasta ahí todo bien), pero qué pasa si sigues agregando más y más azúcar, el líquido se hace más denso al grado que llega un momento en que ya no se disuelve el azúcar y el excedente de se va al fondo en su estado granulado, y por más que mezcles, ésta azúcar ya no se va a disolver, generando un asiento en el fondo de la taza.

Esto es lo que pasa con el exceso de azúcar en sangre, se forman pequeños cristales que a su vez van bloqueando las vías de circulación de la sangre más pequeñas llamados capilares (son venas y arterias delgaditas, incluso más que un cabello), generalmente cuando una vía es bloqueada, el cuerpo busca otra vía para seguir circulando la sangre y seguir llevando nutrientes y oxígeno a todas las células del cuerpo y a su vez transportando los desechos de éstas a los filtros como riñones, hígado y pulmones.

Imagínate cuando unos manifestantes cierran la “arteria principal” y tienes que pasar o cruzar por ahí (casualmente el mismo nombre usado en la circulación sanguínea), pues uno busca otros caminos para llegar al destino deseado, con más trabajo, energía y tiempo perdido pero finalmente llegas, pero qué pasa si no solo te bloquean esa arteria, por otro lado hay más manifestantes, bloqueando más arterias, pues llegará un momento en que ni para atrás, ni para adelante, simplemente te quedas varado.
cuadro2

PIE DIABÉTICO: Pues eso mismo pasa con el bloqueo de capilares por los cristales de glucosa (azúcar) que principalmente se da donde llega la presión sanguínea con menos fuerza, el extremo más lejano al corazón, el dedo gordo del pie, es por ello que al no haber una adecuada circulación, cualquier herida por mínima que sea (incluso una uña mal cortada), será muy difícil curarla, porque precisamente la sangre no solo lleva nutrientes y oxígeno, también lleva factores de coagulación y anticuerpos (sistema inmune), y si no llega a tiempo esa sangre con esos componentes necesarios para curar una simple herida, pues comenzará una cascada de infección por microorganismos, con la puerta abierta para “hacer fiesta” y proliferarse muy fácilmente, haciendo que una simple y pequeña infección se complique al grado de ocasionar muerte de los tejidos por necrosis, sin más remedio que hacer sufrir a la persona con lavados enérgicos y constantes para tratar de recuperarse del daño, impidiendo la proliferación de microorganismos con una buena asepsia o hasta amputar las extremidades dañadas.

¿POR QUÉ ALGUNAS PERSONAS SE QUEDAN CIEGAS?, precisamente el mismo efecto que con el pie, simplemente por bloqueo de pequeñísimos capilares o vías de circulación sanguínea que impiden una adecuada irrigación a los capilares del ojo, provocando muerte celular (necrosis) en los ojos, el grado del daño tiene que ver en donde se forme ese bloqueo, si es superficial, generará cataratas, pues una simple cirugía que quite ese tejido dañado o muerto bastará para mejorar la visión (al menos por un tiempo) o en su caso la pérdida gradual y total de la visión.

EL DAÑO O INSUFICIENCIA RENAL se da por el mismo efecto, el filtrado de la sangre también se da en minúsculos capilares llamados glomérulos en los riñones, si éstos se bloquean, no solo ocasionan inflamación y mal funcionamiento, también ocasionan muerte celular (necrosis) en los mismos, desafortunadamente, este tipo de daño en riñones no causa malestar, hasta grados muy avanzados e incluso irreversibles de la enfermedad es cuando se manifiesta el daño, es decir, los riñones pueden trabajar y filtrar la sangre incluso con menos del 50% de la función renal, es por ello que una persona puede llevar una vida normal incluso con un solo riñón.

PRESIÓN ALTA Y RETENCIÓN DE LÍQUIDOS:

Al tomar más agua por la polidipsia o sed explicada anteriormente y sumando la deshidratación de las células por el efecto de ósmosis (equilibrio de los líquidos intra y extra celulares), más una insuficiencia renal (aguda, crónica o terminal, dependiendo el progreso de la enfermedad) y por consecuencia un inadecuado filtrado de tóxicos en los riñones, se genera retención de líquidos, incrementando la presión sanguínea ocasionando hipertensión arterial.

En el mejor de los casos un diurético, antiinflamatorio o antihipertensivo bastará para presionar a un riñón ya dañado a trabajar más e impedir su recuperación pero de cierta forma ayudará a desechar agua, hasta que definitivamente la función renal ya sea insuficiente para realizar este trabajo, ocasionando retención de líquidos y tóxicos (casualmente una persona diabética se ve obligada a tomar más medicamentos para aminorar los males, generando más tóxicos en el organismo incrementando el daño en un círculo vicioso).

INSUFICIENCIA CARDIACA:

La obesidad acompañada de Diabetes (ambas ocasionadas por un descontrol alimentario) potencializa la mayoría de los efectos aquí descritos, en el caso del corazón, generalmente hay niveles altos de colesterol y triglicéridos en sangre, lo que ocasiona un bloqueo de venas y arterias, sumando a la cascada de consecuencias descritas anteriormente que afectan la circulación, por lo tanto, el corazón tiene que crecer de forma anormal al verse obligado a bombear más la sangre en unas venas bloqueadas de grasa (colesterol “malo”) y azúcar (cristales de glucosa) y con una sangre espesa por el cúmulo de estos elementos en circulación (solutos), es por ello también que se dan las arritmias (taquicardias y bradicardias) en pacientes con Diabetes y Obesidad con el riesgo de ocasionar muerte por infarto, es decir un bloqueo de arterias que “nutren” en músculo cardiaco (miocardio).

INSUFICIENCIA RESPIRATORIA:

Al igual que en los riñones, En los pulmones hay un intercambio de “nutrientes necesarios” que viajan en la sangre, en este caso se trata de intercambio de gases en los alveolos pulmonares (oxígeno y dióxido de carbono), que también son pequeños capilares que pueden ser bloqueados, alterando el intercambio de estos gases por inflamación de los alveolos, disminuyendo entonces la presencia de oxígeno en la sangre e incrementando el dióxido de carbono acumulado (hipercapnia), generando con esto complicaciones respiratorias, sin contar que además de este desequilibrio de gases, también puede haber presencia de líquidos en los pulmones por la retención de agua por la falla renal descrita anteriormente, dificultando aún más la respiración y oxigenación de la sangre, debilitando aún más al paciente con esta enfermedad.

Toda esta cascada de consecuencias que se originaron por una simple falla en la función pancreática, se puede evitar cuidando la función de los órganos involucrados por medio de una alimentación adecuada, equilibrada, saludable y sobre todo A TIEMPO, ya sea antes de que padezcas la enfermedad (prevención) o incluso en las primeras etapas de ésta cascada de daños para así prolongarlos e incluso evitarlos (control) y puedas llevar una vida común y porqué no, morir incluso hasta de causas naturales sin sufrir o padecer esta u otras posibles consecuencias que se deriven de la Diabetes, simplemente tomando decisiones correctas y acertadas en tu alimentación.

He conocido casos (y muchos) de personas que únicamente se cuidan cuando sus niveles de azúcar están demasiado altos al grado que les provoque algún malestar o en su caso, cuando saben que se acerca la “fecha de examen” o chequeo de sangre u orina, como si salir bien en estas pruebas, fuera garantía de un adecuado control, incluso ya hasta saben los remedios para “bajar el azúcar rápido”, sin embargo, fisiológicamente el daño a todos y cada uno de los órganos involucrados se sigue llevando a cabo cada día o incluso cada alimento que no es llevado de forma adecuada, es decir, auto-engañarse y cegarse no por la enfermedad, si no por la ignorancia de estas consecuencias de tus decisiones.

Esto lleva a que la esperanza de vida de una persona se reduzca hasta 10 años, parece poco, pero que tal vivir 10 años más con una aceptable calidad de vida en compañía de las personas que estimas sin causarte, ni causarles sufrimiento alguno, ¿no suena nada mal cierto?

Ahora te toca cuidarte ya sea como prevención o control, un buen paso para comenzar es informarte y buscar orientación profesional ya sea de un nutriólogo o bariatra para aprender a comer sanamente y porqué no, de vez en cuando darte un gustito con productos hechos con azúcares simples, pero recuerda, como se dice “es probete, no llenete”.

Si llegaste a leer hasta estas líneas, te agradezco sinceramente, definitivamente reconozco que fue mucho rollo, pero es la forma más clara de explicar esta enfermedad, la Diabetes Mellitus Tipo II (desafortunadamente muy común) y las consecuencias que se derivan de un mal control, ahora solo espero que estén más claros los términos para ti y en su caso puedas ayudarte o ayudar a tu familiar, conocido o amistad a buscar una orientación para una alimentación correcta y saludable, y qué mejor que te acerques a Sbel-T Forever para lograrlo.

No comments.